Carlitos Cedeño, un niño emelecista, con tan solo once años de edad, falleció luego de un cruce de bengalas entre ambas barras la tarde del 16 de septiembre del 2007 previo al tradicional Clásico del Astillero.

La bengala se alojó en el pecho y perforó los pulmones del menor que había viajado con sus familiares desde San Vicente (Manabí) para apoyar a su equipo.

El Protocolo de Autopsia #795-DML-2007, elaborado el mismo 16 de septiembre, detalla que el cuerpo de Carlitos, presentaba un estallido de sus vasos coronarios. Tenía una herida ovalada de 6 por 3 centímetros en su región superior izquierda torácica y del pulmón derecho se le extrajo un objeto de plástico de forma circular, un poco más grande que una tapa de gaseosa.

Han pasado 14 años y todavía se desconocen a los culpables del asesinato, Carlitos ya tuviera 25 años de edad.

Un abrazo al cielo.