(Quito, octubre 11).- Pese a que la dirigencia de Independiente del Valle tenía todo arreglado para que Alejandro Cabeza viaje a Bélgica y se uniera a su nuevo equipo, todo el trámite se vio truncado por problemas en la documentación.

Cabeza, que en la actualidad juega en Sociedad Deportiva Cuenca, no pudo viajar a dicho país por que no obtuvo la visa de trabajo y en Europa se cerró el libro de pases.

El jugador deberá permanecer en el cuadro ‘oriental’ hasta que llegue una nueva oferta del exterior.