(Tokio, julio 21).- El tribunal disciplinario de Londres ha impuesto un año de sanción para Quiñónez ante la falta de tres incumplimientos de paradero en el periodo de 12 meses. La Federación Ecuatoriana de Atletismo ha informado que el deportista apelará la sanción que permita una posible participación en Tokio 2020+1.

El pasado 25 de junio, la Unidad de Integridad del Atletismo (AIU) suspendió provisionalmente a Álex por incurrir en la falta de tres incumplimientos de paradero en el periodo de 12 meses. Hoy el Tribunal Disciplinario de Londres emite su decisión:

“Se impone un periodo de inelegibilidad de 12 meses de conformidad con la Regla 10.2.3 a partir de la fecha de suspensión provisional, es decir el 25 de junio de 2021 y finaliza a las 23:59 del 24 de junio de 2022”.

Sin embargo, el atleta tiene derecho a la apelación ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) de conformidad con el artículo 13 ADR, para lo cual las partes dispondrán de 30 días.

La situación se presenta por un fallo de actualización en la plataforma ADAMS, en la cual los deportistas, o sus representantes, deben actualizar su ubicación de acuerdo a su cronograma de actividades, para los controles antidopaje que se implementan fuera de competencia.

“Reiteramos nuestra plena confianza en la inocencia del atleta puesto que de la propia resolución sancionadora se puede deducir que el tercer fallo de localización fue un error en la actualización de un dato de ubicación totalmente involuntario o fortuito realizado por parte de la persona que gestiona su perfil de ADAMS”, publicó la FEA.

El atleta junto con su representante y abogados preparan la apelación ante el TAS. “Procederé de forma inmediata a solicitar ante dicho tribunal la suspensión cautelar de la resolución sancionadora con el fin de poder llegar a participar a los Juegos Olímpicos de Tokio”, dijo Quiñónez en un comunicado.