(Guayaquil, marzo 13).- Mario Pineida, lateral izquierdo de Barcelona Sporting Club, sufrió una distensión colateral medial de primer grado en su rodilla izquierda, por este motivo será baja para su equipo aproximadamente dos semanas.

El jugador venía desarrollando un gran desenvolvimiento futbolístico, titular indiscutible destacando en la marca, pero en el partido contra Liga de Quito, tras un fuerte choque sobre la cara interna del pie se lesionó.

Para dar a conocer sobre el ligamento colateral medial que es la primera barrera de defensa en la rodilla, es necesario saber que las uniones en la rodilla se dan a través de ligamentos que se insertan desde el fémur hasta la tibia, proporcionándole estabilidad para rotar hacia adelante y atrás.

Principales ligamentos

Los ligamentos son tejidos fibrosos concentrados de colágeno, los cuales tienen como función principal unir las articulaciones, limitando los movimientos de las articulaciones para que se extienda lo necesario y así evitar exceder el margen anatómico.

Tenemos cuatro ligamentos principales de la rodilla los cuales son:

  1. Ligamento cruzado anterior
  2. Ligamento cruzado posterior
  3. Ligamento colateral lateral
  4. Ligamento colateral medial

El ligamento colateral medial origina su inserción desde el cóndilo interno del fémur hasta la cara interna de la tibia como inserción distal, tiene un íntima relación con la cápsula articular y el menisco interno por lo cual se puede llegar a confundir el diagnóstico con lesión del menisco interno. Para dar un diagnóstico real se debe realizar una resonancia magnética que es un examen imagenológico que utiliza ondas de radio e imanes para crear una imagen de los tejidos y tendones.

Dos semanas de recuperación

El tratamiento depende del tanto por ciento de fibras dañadas, si están rotas parcialmente va a consistir en un tratamiento ortopédico, pero si se llegan a romper todas las fibras del ligamento se realizaría una cirugía para restaurarlo.

En este caso Mario Pineida según los resultados de la resonancia magnética presenta una distensión de primer grado que solo es un pequeño desgarro y la recuperación es apenas máximo de dos semanas, donde deberá tomar un descanso absoluto de inicio para después realizar la terapia de rehabilitación a cargo de un fisioterapeuta y ya por último en la segunda semana realizar de a poco trabajo en cancha.