(Guayaquil, febrero 18).- El rival del Club Sport Emelec, Blooming de Bolivia, ya se encuentra en Guayaquil para su compromiso de este jueves en la cancha del estadio Capwell, correspondiente al duelo de revancha, de la primera fase de la Copa Sudamericana. Pese a tener marcador en contra de 3-0, no pierden la esperanza de remontarlo y pasar a la siguiente ronda.

Miguel Ponce, técnico de Blooming, a su arribo comentó: “Este equipo mantiene la motivación, estamos compitiendo en un torneo internacional. Hay que hacer las cosas bien, en el partido pasado jugamos bien; el marcador hubiera terminado tal vez 1-0, pero los otros dos goles nos condicionaron el partido”,

Además, acotó: “Tenemos un marcador adverso, en este partido primero tenemos que pensar en que no nos marquen un gol y de ahí tratar de manejar el duelo. Emelec es un rival muy difícil, tiene una buena posesión de pelota y muy agresivo como lo habíamos visto en los partidos de preparación. Es un equipo que en su ritmo de competencia está tratando de avanzar en la Copa Sudamericana”.

Al finalizar, enfatizó que están obligados a ganar: “Tenemos la obligación de ganar y de hacer un buen encuentro, aquí no hay mucho que especular”.