(Berlín, abril 21).- El 9 de mayo empieza a barajarse como una fecha en la que la Bundesliga podría reiniciarse a puerta cerrada y en el marco de una serie de medidas de higiene para prevenir posibles contagios con el coronavirus.

La fecha fue sugerida inicialmente por el primer ministro bávaro Markus Söder en una tertulia organizada por el diario ‘Bild’, y retransmitida por su canal de televisión, en la que también participó el jefe del Gobierno regional de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet.

Laschet habló sobre esa posibilidad aunque sin fijar una fecha y dejando claro que no podía haber partidos con público. “En esta temporada no habría partidos con público. Pero me puedo imaginar partidos a puerta cerrada. Hay un plan bien pensado de la Liga Alemana de Fütbol (DFL)”, dijo Laschet.

“Es un número de equilibrismo. Tenemos que seguir siendo cuidadosos. Pero por el plan de higiene de la DFL creo que podemos arriesgarnos, talvez a partir del 9 de mayo”, dijo Söder.

El ministro de Sanidad, Jens Spahn, también consideró posible que haya partidos a puerta cerrada a partir del 9 de mayo. “Con un plan coherente es posible organizar partidos a puerta cerrada. Lo decisivo es que reduzca a un mínimo el peligro de contagio. Para millones de aficionados sería recuperar a partir del 9 de mayo algo de normalidad, aunque con estadios vacíos”, dijo Spahn en declaraciones a ‘Bild’.