(Quito, junio 1).- El director técnico ecuatoriano, Carlos Sevilla, se refirió a las opciones que tiene de dirigir en el exterior y la deuda que condonó a El Nacional, la cual ascendía a $ 300 mil dólares.

Sevilla, en entrevista con radio Área Deportiva, dijo: “Cuando yo salgo de El Nacional, fue un despido intempestivo, tenía una cláusula de protección. Si ellos me despedían tenían que pagarme $ 300 mil dólares, más la deuda de los meses que no me habían pagado. Yo les perdoné los $ 300 mil dólares que tenían que pagarme, que quede claro para la hinchada de El Nacional. Dejé pasar esa situación por alto, también bajé una cantidad considerable por premios”.

Además, acotó: “Acepté un departamento que decían que estaba valorado en $ 110 mil dólares pero en realidad estaba en $ 70 mil dólares y me tocó invertir unos 40 mil dólares, ya que estaba en mal estado. Me sigue debiendo el equipo de El Nacional. El Dr. Washington Andrade, fue quien se encargó de hacer el trámite de limpiar todo el compromiso que tenía el departamento que me dieron, él logró dejarlo limpio”.

“El Nacional me sigue debiendo $ 6 mil dólares, me dijeron que quieren recuperar el departamento y les dije que no tengo ningún problema, que paguen los $ 120 mil dólares. El trabajo que yo desarrollé en el equipo de El Nacional dio mucho dinero, vendimos muchos jugadores gracias a mi trabajo, ganaron mucho dinero conmigo. Hablan tan mal del técnico ecuatoriano y dicen que hemos sido parte del problema cuando no es así; no reconocen ni el trabajo ni los gestos que uno hizo por el equipo”.

De las propuestas que le llegan del exterior: “Estoy en negociaciones con equipos del exterior de momento, tengo dos posibilidades: un equipo de primera categoría y un equipo de segunda categoría del mismo país”.