(Los Ángeles, noviembre 5). – Los Angeles Football Club empataron 3 – 3 ante Philadelphia Union por la Gran Final de la Major League Soccer Cup de los Estados Unidos de América. El equipo representante del estado de California firmó el triunfo más importante de su historia en una actuación caótica y heroica por los sucesos registrados en múltiples momentos claves del partido. José Cifuentes, Diego Palacios y Jhegson Méndez aportaron al primer título del equipo en la liga norteamericana.

El partido estuvo cargado de dramatismo desde los primeros minutos ya que ambas escuadras generaron múltiples opciones de gol importantes. Acosta (min 28) rompería el empate generando la ventaja inicial para el equipo local. Gazdag (min. 59) firmaría el empate transitorio en el inicio del segundo tiempo. Murillo (min. 83) devolvería la ventaja al conjunto californiano. Sin embargo, Elliot (min. 85) empataría el marcador rápidamente. El título se definiría a través de la temida prórroga.

La prórroga aumentaría el nivel de sufrimiento para las hinchadas de ambas escuadras. Las acciones mantendrían normalidad hasta el minuto 117 ya que el portero Maxime Crépeau se marcharía expulsado y gravemente lesionado tras una fuerte entrada contra un rival. John McCarthy ingresaría como su remplazante a pesar de disputar pocos compromisos en todo el torneo. Elliot (min. 124) volvería a marcar para generar la ventaja del equipo visitante por primera vez en el compromiso. A pesar de ello, Gareth Bale (min. 128) marcaría en empate agónico durante la última jugada del partido tras un centro de Diego Palacios. Finalmente, Los Angeles FC se proclamaron campeones tras triunfar 3 – 0 en los lanzamientos desde el punto penal.