(Guayaquil, junio 27).- En la sexta Master Class FEF de entrenadores, el DT argentino Carlos Ranalli, Coordinador de las Divisiones Formativas de Talleres de Córdoba, analizó la formación integral de jugadores hasta llegar al profesionalismo.

“Los chicos deben entrenar en las mismas condiciones que el primer equipo; es decir: tener buenos uniformes, entrenar en canchas en gran estado y recibir el mismo trato que los jugadores de primera. Eso genera respeto e identidad en los futbolistas y su entorno”.

El entrenador argentino Carlos Ranalli, Coordinador de las Divisiones Formativas de Talleres de Córdoba, afirma que el presupuesto de los clubes para el fútbol infanto juvenil debe ser considerado una inversión y no un gasto.

“De allí surgirán los talentos para nutrir al primer plantel e incluso podrían representar futuros capitales, sin que esto se convierta en una presión para los niños y jóvenes”.

Ranalli fue el ponente de la sexta Master Class de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF): Tácticas y Estrategias del Fútbol Moderno, donde abordó el tema Formación y proyección de jugadores, desde el aprendizaje al profesionalismo.

Visión integral del jugador

A criterio de Ranalli, la estructura organizacional del fútbol infanto juvenil debe abarcar una visión integral del jugador.

“Es importante que, además de entrenador, asistente técnico, preparador físico y de arqueros, cuenten con departamento médico, nutricionista y sicólogo, así como educación y una casa club para los jugadores que la necesiten. De nada sirve tener un gran jugador si en pleno partido va a sufrir una descompensación por mala alimentación. La formación debe ser integral”.

Metodología de trabajo

“Para cumplir con los objetivos de nuestro proceso formativo y responder a la idea de juego, planificamos las sesiones de entrenamiento en base a una metodología de trabajo específica en cuanto a lo físico, técnico y táctico, llevándola a cabo a través de una guía diaria que denominamos manual metodológico”, explica.

Dicho manual, sugiere, debería ser el mismo para todas las categorías, pero adaptado a las edades en cuanto a cargas, niveles de exigencias y competiciones.

https://www.fef.ec/las-claves-para-el-desarrollo-del-futbol-infanto-juvenil/

Con profesionalismo y sin presión

Según Ranalli, una gran mayoría de jugadores juveniles que debutan en primera división sienten una gran presión porque suelen recibir muchas críticas si cometen errores en apenas tres o cuatro partidos, cuando aún no cumplen su proceso de
adaptación, asimilación y consolidación.

“Lo mismo ocurre si cumplen 22 años de edad y no han sido transferidos a Europa. Hay que quitarles esa carga emocional. Algunos maduran un poco más tarde y llegan a consolidarse. Tampoco debemos perder la esencia del juego sudamericano
y enfocarnos en los estilos europeos”, profundizó, entre otros temas inherentes a sistemas de juego, microciclos, modelos en competencia, roles y funciones que se cumplen en el fútbol infanto juvenil como parte de un proceso hasta la
profesionalización.

Próxima charla, la estrategia de un campeón

Juan Urquiza, Gerente de Licencias Nacionales – CONMEBOL de la FEF y moderador de las Master Class de entrenadores, planteó la invitación para la próxima charla, que será el lunes 29 de junio a las 19h00 y estará a cargo del entrenador uruguayo Pablo Repetto, director técnico de Liga Deportiva Universitaria de Quito, campeón vigente de la Copa Ecuador y Supercopa Ecuador 2019, quien expondrá el tema: Experiencias y objetivos en equipos del fútbol ecuatoriano.

Departamento de Comunicación FEF