(Quito, julio 20).- David Hurtado, marchista ecuatoriano que recientemente participó en el IAAF World Challenge La Coruña España 2021, ahora se alista para su próximo objetivo: los Juegos Olímpicos de Tokio 2021. El deportista, junto a TITANIUM, actualmente se mantiene en constante preparación, entrenamiento y concentración para lograr una excelente participación que podría cambiar la historia de la marcha de nuestro país.

Con grandes expectativas y una pasión desbordante por el deporte, David Hurtado ha planificado realizar algunas actividades en el Chimborazo y en el Parque Nacional Jerusalem, como parte de sus entrenamientos, mismos que trata de dividirlos en dos: durante la mañana el más fuerte e intenso; mientras que en la tarde por lo general realiza sesión de estiramiento, pesas y aflojamiento.

Para David la participación en los 20 km marcha masculina en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021 es una experiencia única, así como una gran responsabilidad, pues lleva en sus hombros el peso de representar al país de la manera más profesional y dejar en alto el nombre del Ecuador.

El 01 de agosto Hurtado junto con su equipo se trasladarán a Sapporo, el lugar de la competencia, misma que se desarrollará el día miércoles 5 de agosto a las 16h30 hora Japón (02h30 hora Ecuador) en la sede Parque Sapporo Odori. Una vez cumplida su participación, Hurtado, retornará al país el 7 de agosto y arribará el 9 a Quito.

Es así como David Hurtado de la mano de TITANIUM se encuentra cosechando grandes logros y generando una presencia importante para representar positivamente al país en los Juegos Olímpicos Tokio 2021.

Sobre David Hurtado

David Hurtado, es una promesa de la marcha en Ecuador. A sus 12 años empezó a involucrarse en el atletismo gracias a su clase de educación física en el colegio. Junto con la guía de Fabián Araujo, su profesor, comenzó sus primeros entrenamientos y en el año 2012 participó por primera vez en el Campeonato Intercolegial, en donde ganó su primera medalla de oro. En 2013, conoció a Javier Cayambe, su actual entrenador, que dio un giro de 360 grados a su trayectoria. A pesar de las diversas dificultades a las que se enfrentó en un inicio, como la falta de recursos, David, a sus 22 años ha obtenido grandes logros deportivos.

David ha pasado por todas las categorías. Desde la categoría infantil en donde se ubicó como campeón sudamericano en el año 2013 en Argentina, Mar del Plata. En la categoría sub-18 tuvo la oportunidad de ser campeón sudamericano y romper récord sudamericano en 10 km en ruta. Dentro de la categoría sub-20 ha sido bicampeón panamericano y campeón sudamericano. Además, posee ya los récords sudamericanos sub-20 y sub-23 en ruta. Estos récords los batió en 2017 en La Coruña España y han sido los más significativos porque se los batía a Jefferson Pérez que en su poder los tuvo por 24 años. En 2018, en la categoría sub-20 ganó la medalla de plata y además es vicecampeón mundial; con estos títulos es como cerró su paso por la categoría juvenil.  Ahora, en la categoría Senior, su mayor objetivo es llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio.

El camino que ha recorrido hasta donde se encuentra ahora no ha sido fácil ya que ha tenido que buscar las formas de sustentar su actividad deportiva. El apoyo de la empresa privada ha sido de gran ayuda para llegar hasta donde está. Tal es el caso de TITANIUM que viene apoyándolo desde hace más de dos años y confía plenamente en su profesionalismo, capacidad deportiva, y sabe que siempre representará de la mejor manera al país, por la tenacidad y pasión con la que ejecuta su actividad deportiva.

Por otra parte, dentro de su trayectoria y para un deportista élite como David, la pandemia como para todos fue un obstáculo. Para que él pueda continuar con su preparación se vio en la necesidad de adaptar su casa y comprar varios implementos para que pueda seguir entrenando sin “ningún inconveniente” o al menos pueda mantener su nivel de actividad física. En este proceso, se vio obligado a bajar un 50% de su capacidad, al vivir un tiempo de incertidumbre en donde no estaba claro si las competencias previstas para el año 2020 se las iba a llevar a cabo; sin embargo, fueron canceladas.

Desde ya, el sueño más ambicioso de David en el deporte es poder ganar varias medallas olímpicas y su objetivo aquí en la marcha es emular los pasos de Jefferson Pérez, uno de sus mayores referentes.