(Cali, diciembre 1).- El marchista se coronó campeón panamericano junior en los 20.000 m en pista, prueba que aperturó muy temprano esta mañana el segundo día de las competencias de atletismo en Cali Valle 2021.

Desde que se clasificó a los Juegos Panamericanos Junior David ya lideraba el escalafón continental U23, por eso este miércoles en Cali era el gran favorito para levantar la medalla de oro. Un grupo de ecuatorianos que se dieron cita al Pascual Guerrero lo alentaron de principio a fin, hasta que el tricolor hizo sonar su nombre en tierras caleñas cuando cruzó la meta en 1:21.55.

Casi un minuto después llegó el brasileño Matheus Correa (1:22.18), quien se quedó con el segundo lugar. El tercer puesto correspondió al guatemalteco José Ortiz (1.23.47). El otro ecuatoriano, Gonzalo Bustán, terminó sexto (1:27.36).

“Me siento muy feliz, nosotros salimos de una etapa general, por lo que técnicamente recién estamos afinando detalles para el próximo año que se vienen competencias, la parte técnica era para nosotros una de las mayores preocupaciones”, comentó Hurtado.

Cuenta David que ya esperaba que el brasileño sea un duro contrincante, pues hace un mes se proclamó campeón sudamericano U23 en Guayaquil. Pero en esa prueba el ecuatoriano no compitió pues ya estaba clasificado a Cali.

Hoy hizo sentir su nivel desde el arranque de la competencia tomando la delantera y exigiendo a sus rivales. Apegado a la estrategia y la técnica, David prefirió guardar energías para el final, pero se sumó cautelosamente al ataque junto al guatemalteco.

“Me sentí muy bien”, dijo David. “Los primeros kilómetros fueron de mucho análisis de condiciones climáticas, de analizar al rival. Sabía que a partir del kilómetro 10 iba a empezar la competencia. Teníamos en cuenta que iba a haber mucha humedad, iba a haber calor, y sobre todo grandes rivales como es José Ortiz y el brasileño Matheus Correa, que viene siendo campeón sudamericano hace un par de meses en Guayaquil, teníamos en cuenta que iba haber una gran calidad de atletas”.

Cuando se cumplía la mitad de la competencia Hurtado se adueñó del liderato y no soltó la punta hasta el final, superando a Ortiz por una vuelta y sacando una ventaja considerable al brasileño, que se veía un poco más cansado por la exigencia que había sostenido en la primera parte.

Además de ser la primera medalla de oro para el atletismo ecuatoriano, tiene un significado muy especial y personal para el marchista. “Esta medalla va dedicada para mi abuelito, se llama Jorge Hurtado, lastimosamente falleció el mes pasado, esta medalla va dedicada para él”.

Hurtado está en el puesto 13 del escalafón mundial y este año ocupó el puesto 19 en los Juegos Olímpicos de Tokio, la marca no era lo que buscaba. “El tiempo para nosotros no era un factor determinante, por el momento solamente llegamos acá a intentar llevarnos el oro, lo conseguimos y eso es lo más importante”, dijo.

Su triunfo en Cali le da el boleto directo a los Juegos Panamericanos absolutos Santiago 2023. Ahora alienta a sus compatriotas que siguen en competencia en busca de más medallas. “Tenemos grandes representantes en nuestro deporte y espero que las medallas sigan llegando”.

Para este viernes 3 de diciembre está prevista la prueba de los 20.000 m marcha damas en donde Ecuador estará representado por la múltiple medallista internacional Glenda Morejón y Paula Torres.