La ex primera ministra de Dinamarca, Helle Thorning-Schmidt, porta los colores del arcoíris en las mangas, antes de un partido del Mundial entre la selección de su país y Túnez, en Doha, el martes 22 de noviembre de 2022 (Mads Claus Rasmussen/Ritzau Scanpix via AP)(Mads Claus Rasmussen / Associated Press)

(Doha, noviembre 23). – La Copa Mundial de Fútbol Qatar 2022 sigue generando primeras planas polémicas en relación con la inconformidad de múltiples equipos respecto a los procesos investigativos por los derechos humanos de comunidades minoritarias que tuvieron intervención en el desarrollo del torneo de selecciones en suelo árabe. Dinamarca generó la última polémica ya que buscaría abandonar la FIFA.

El ente rector del fútbol danés buscaría una salida en modo de protesta por la inhabilitación del brazalete arcoíris que representa el apoyo a la Comunidad LGBT. El CEO y el presidente de la federación declararon su intención de solicitar un retiramiento a través de UEFA. “No es una decisión que se haya tomado ahora. Hace tiempo que lo tenemos claro. Lo hemos estado discutiendo en la región nórdica desde agosto”, dijo el máximo dirigente del fútbol danés.