(Guayaquil, abril 11).- Marcos Mondaini, en entrevista con radio Caravana, habló de lo que fue su salida del cuadro ‘eléctrico’ y lo que hace por ayudar al club.

Mondaini, sobre su salida de Emelec: “Ismael buscaba lo mejor para el club, lo entendí. Me dolió salir de mi casa pero era entendí la postura del entrenador. El cariño de la hinchada lo siento en el estadio pero también en la calle, marca un poco lo que uno hizo por el club”.

Su colaboración en el ‘Bombillo Park’: “Siempre he tenido ganas de hacer algo en el club que no estuviera vinculado al fútbol. Hace 3-4 años había surgido una oportunidad y hace un año y algo surgió esta nueva oportunidad. Me junté con gente que sabe de esto, con 2 socios, muy contento”.

“Siento la necesidad moral de hacer algo por Emelec y devolver un poco todo lo que me dieron. Por ahora voy a seguir jugando, no me quiero poner plazo, un año o dos años. Ahora mi carrera la miro día a día, mes a mes, esto es como me vaya sintiendo y disfrutando”, acotó el jugador del Guayaquil City.

Su futuro en el fútbol: “Si veo que disfruto seguiré jugando y cuando no disfrute daré un paso al costado. No sé si será en 6 meses, un año o dos años. Me encantaría seguir relacionado a Emelec como le dije a Nassib (Neme). Hablé con él, me ofreció el cargo de director deportivo y le agradecí”.

Recordó su llegada al Emelec: “Llegamos como dos chicos desconocidos con Luis Escalada en 2006, tuvimos buenos partidos, la gente nos tomó mucho cariño y nos ayudó mucho para el resto del año. Marcelo Elizaga hoy es un amigo y ese año fue más que un padre, un amigo, él y su familia, nos cuidaron”.

Trabajar junto a Gustavo Quinteros: “Quinteros fue muy importante, nos hizo mejores a nosotros y cuando pasa eso con un DT hay que valorarlo mucho. Teníamos muy buenos jugadores y él se encargó de armar un muy buen equipo, se nos hacía muy fácil y la pasábamos muy bien jugando. Concentraba desde 2012 siempre con el Rifle (Dreer). Esteban era muy importante para nosotros, fuera y dentro del campo de juego. Dentro está a la vista de todos, fuera fue siempre muy positivo, hablábamos mucho de qué hacíamos bien y qué hacíamos mal para mejorar”.

Su vuelta al Emelec: “La vuelta a Emelec fue muy especial. Concretamente la única vez que me llamaron para volver fue en 2012, fue Nassib Neme. Estaba rara la situación, había gente metida en el medio que no conocía. A los 2 días me llamó Nassib y lo arreglamos en 2 minutos sin terceros ni nada”.