(La Paz, noviembre 2).- El seleccionador de Bolivia, César Farías, ha tenido más fracasos que satisfacciones dirigiendo a la Verde. Los resultados no le han acompañado; bajo su mando Bolivia ha disputado 14 encuentros tomando en cuenta su primer ciclo como interino en 2018 y el segundo como entrenador oficial entre 2019 y 2020.

Solo ganó dos, empató cinco y perdió siete; el equipo boliviano anotó 13 goles y su arco fue vulnerado en 28 ocasiones. La estadística señala que dirigió dos cotejos oficiales (ambos por Eliminatorias a Qatar-2022) y 12 encuentros amistosos.

Pese a los magros resultados, el venezolano aún confía en que el proceso que lleva adelante dará sus frutos, ve que circunstancias ajenas a lo deportivo confabularon para que no se obtengan los resultados esperados y señaló que pese a esas adversidades sigue con la misma expectativa de proyectar a la selección al futuro.

“No se nos dieron las cosas que queríamos y después es difícil por las circunstancias, todos los días sorteamos dificultades. Que no te prestan los jugadores, dificultades con un club que retira a sus jugadores y otras que no salieron públicamente. Es difícil, es Bolivia contra Bolivia”, puntualizó Farías tras la derrota 1-2 con Argentina.

Su tarea comenzó en 2018 cuando asumió transitoriamente, en ese año comandó a Bolivia en nueve encuentros, todos amistosos y fuera del país.

En ese periodo solo alcanzó un triunfo ante la débil Myanmar (3-0) en Yangon. Cabe mencionar que el lance contra Corea del Sur, el 7 de junio, no estuvo presente debido a que dirigía a The Strongest en las finales del torneo Clausura.

Su primera experiencia como conductor de la selección llegó a su fin en noviembre en el empate 0-0 con Irak en Sharajh, Emiratos Árabes. Fue contratado después de la Copa América de Brasil 2019 en reemplazo de Eduardo Villegas.

Desde entonces ha conducido a la Verde en otros cinco cotejos: tres amistosos y dos por las clasificatorias a Qatar, solo ganó uno contra Haití (3-1). “Estamos para competir y vamos a dejar a la gente con el orgullo de ver a su selección; que puede competir de tú a tú con cualquiera”, dijo el DT.