(D.F. México, marzo 12).- Este jueves se realizó la segunda audiencia de formulación de cargo en contra del jugador ecuatoriano Renato Ibarra. La esposa del jugador, Lucely Chalá, se retractó de sus declaraciones dadas a la revista TV Notas y afirmó que no fue agredida físicamente.

En dicha audiencia, Chalá indicó que “No, no me agredió físicamente, no recuerdo haber dicho eso en la entrevista que me hicieron”, esto pese a que en la nota dada el medio mexicano, ella afirmó que Ibarra la “Jaloneó del cabello y me empujó contra la pared. Lo hizo pese a que sabía que mi embarazo era de alto riesgo. Mientras él me pegaba, sus familiares en lugar de calmarlo comenzaron a pegarle a mi hermana y luego a mí”.

El club América anunció esta tarde, la separación del jugador debido a la acusación y posterior detención, por violencia familiar.