(Guayaquil, diciembre 21).- La última jornada del Torneo Provincial de Karting 2021 se vivió de una manera muy especial, en la pista del Kartódromo Internacional Banco del Pacífico.

Una fecha antes Henry Taleb había asegurado el título, y el auto MG ZX cero kilómetros que el Guayaquil Karting Club consiguió como estímulo adicional para los deportistas. El piloto guayaquileño venía participando con una lesión en el hombro,  por lo que esta vez prefirió continuar con su recuperación. Sin embargo, el espectáculo no estuvo ausente del asfalto porteño.

David Pareja inició bien el día, adjudicándose la pole position. La presencia de la quiteña Sarahí León causó furor, al ser la única mujer que competía en la división senior. José Valarezo, un reconocido empresario y cuyo hijo ya sumaba algunas competencias en este escenario, decidió seguir sus pasos y, aunque salió un poco adolorido por la exigente prueba, aseguró que en 2022 participará en todas las pruebas.

El incremento de participantes en las categorías micro y mini max se reflejaba en la ansiedad que vivían los padres de familia de las pequeñas promesas del volante, los progenitores siempre estuvieron atentos a cada uno de sus movimientos.

Pero sin lugar a duda el mano a mano que el guayaquileño Nicolás Peribonio mantiene con el cuencano Juan Felipe Calderón fue el que atrajo la atención de la mayoría. Durante todo el año protagonizaron interesantes duelos, por lo que esta vez decidieron darle un valor adicional, apostando un juego de llantas. El azuayo incluso apareció con un estampado en su camiseta, en el que llamaba “hijo” a su contrincante, algo que arrancó muchas sonrisas en los boxes.

Ya en carrera, Pareja mostró un ritmo arrollador en la primera manga, dejando sin chance a Cristian Taleb, Andrés Gómez, Leonidas Drouet. Entre los más pequeños Hoover Ochoa despuntaba como el mejor, siendo el primero en recibir la bandera de cuadros, escoltado por Nicolás Peribonio y José Nahín Valarezo.

La pausa permitió observar un ambiente distendido. Sarahí agradecía por el clima nublado, pues temía que el sofocante calor guayaquileño merme su rendimiento. Valarezo optó por escuchar los consejos de Hoover Ochoa (padre), mientras uno de los mecánicos le apostaba 50 dólares a que no terminaría la prueba.

El reinicio de las acciones cambió completamente el panorama. La suerte le dio la espalda a Pareja, quien luego de un buen arranque se vio obligado a abandonar, debido a un problema en su monoplaza. Taleb tomó el primer lugar, seguido muy de cerca por Andrés Gómez y Leonidas Drouet, quien poco después también quedaba fuera de carrera, dejando su puesto para Pedro Cevallos. La sumatoria de puntos le dio el triunfo a Cristian Taleb.

Ochoa reducía los kilómetros que lo separaban del triunfo, hasta que un enganche con el coche de Peribonio le dejó libre el camino a Alejandro Taleb, quien pasó a liderar en las divisiones formativas. Pese a esto, Hoover Ochoa ocupó el lugar más alto del podio, gracias a la suma de puntos obtenidos en las dos mangas.

Pero el público también quería ver aquello que denominó “un campeonato aparte”, el duelo Peribonio vs. Calderón, que esta vez lucía más cerrado. Cada paso de ellos por la curva que antecede a la recta principal era alentado por el público. Finalmente el cuencano se impuso y se llevó el juego de llantas.

La foto oficial, que incluyó a todos los pilotos que participaron en esta última jornada, cerró con broche de oro una temporada inolvidable para la cuna del automovilismo.

Los resultados:

Categoría mini max:
1. Hoover Ochoa
2. Nicolás Peribonio
3. Alejandro Taleb
4. José Valarezo

Categoría senior:
1. Pedro Cevallos
2. Arnold Illingworth
3. Felipe Calderón

Categoría master:
1. Denny Ortega
2. José Crespo
3. José Valarezo

Categoría profesional:
1. Cristian Taleb
2. Andrés Gómez
3. David Pareja