(Portoviejo, octubre 25).- Punto aparte fue para el técnico de Barcelona Fabián Bustos fue el encuentro en el que impusieron por 2-0 ante la Liga de Portoviejo, por todo lo ocurrido en los días anteriores, donde el meta Javier Burrai pasó un delicado problema familiar, que no le tenía con la mente concentrada al cien por ciento, sin embargo haciendo un “partidazo”, con lo que fue designado como la figura del plantel, por quienes transmitieron por televisión este encuentro, destacando además el buen trabajo que hicieron todos pese a la expulsión de Mario Pineida.

Tras el encuentro de este domingo en la cancha del estadio Reales Tamarindos, el técnico del elenco canario se refirió a lo especial que para ellos fue ganarle a la Liga de Portoviejo y dedicarle el triunfo a Javier Burrai por el momento difícil que atraviesa, al tiempo que destacó lo importante que fue nunca renunciar al ataque para quedarse con los tres puntos en este compromiso: “Dedicar este partido en especial al papá de Javier. En el fútbol moderno es muy difícil jugar con uno menos. Nunca renunciamos a la ofensiva, intentamos cerrar el partido. Hubo actitud y entrega muy grande”, destacó el estratega del elenco canario

Su análisis fue más allá, ya que no dejó de ponderar la labor hecha por otros elementos del cuadro canario, comenzando desde Castillo, al ‘Kitu’: “Byron Castillo es un ofensivo de esencia, lo conozco desde 2014, es vertical y rápido; en la expulsión lo reacomodamos. Hubo puntos altos, los centrales, Burrai, Damián Díaz hizo un partidazo. El equipo hizo un partido parejo”, agregó el técnico de la escuadra canaria, que ahora tendrá una nueva final por encarar, siendo ésta ante Liga de Quito en la cancha del Monumental.