(Esmeraldas, mayo 27).- Omar Estupiñán, presidente de la Asociación de Fútbol de Esmeraldas, se refirió a la actual situación en la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), la división entre sus miembros y la deuda que la FEF mantiene con las Asociaciones por más de siete meses.

Estupiñán en entrevista con el programa ‘Al Toque’ de radio Caravana, expresó que: “A quienes estamos inmersos en el fútbol como dirigentes, no participamos en la parte deportiva directamente o físicamente, pero estamos en la dirigencia con algunos años en esto y la verdad estamos en un momento de una crisis muy compleja que nos tiene lastimados a todos y divididos, más allá de la parte física que no nos podemos ver por la pandemia, pero nos tiene más dividido en los pensamientos y los criterios.

“La división del fútbol ecuatoriano hasta el 24 de abril no la conocíamos la mayoría de la dirigencia del fútbol ecuatoriano, ni los periodistas. Nosotros caballerosamente nos pusimos a las órdenes de trabajar con el nuevo Directorio en mi calidad de presidente de la Comisión de Asociaciones de Fútbol del país y presidente de la Aso. de Esmeraldas; 15 días después estuve en el escritorio de Egas diciéndole que estábamos prestos para ayudarlo a sacar su proyecto y luego de un año tres meses conocimos la división del fútbol ecuatoriano y toda esta bomba de tiempo que explotó, hoy nos tiene mal y ha empezado a tener sus consecuencias y la estamos padeciendo todos”, acotó el dirigente deportivo.

Además, dijo que a las Asociaciones del país se les mantiene impagos por más de siete meses: “Nosotros trabajamos políticamente para que la Liga Pro, que nos quiso enviar a la Serie B para la FEF nuevamente, trabajamos conjuntamente con el Ing. Egas y Estrada para que se quede en la Liga Pro y hasta ese momento no conocíamos nada las Asociaciones de Fútbol y hemos venido padeciendo un tema que es el los recursos económicos que la FEF no los ha tenido y hoy estamos pendientes de 7 meses pendientes de atrasos en valores de asignaciones y 5 meses en valores administrativos y eso sí hemos padecido”.

“Hemos poco contacto con el ingeniero Egas, porque quizás su forma de ser, su personalidad no es de una persona muy amena al diálogo o quizás esa creencia que debe tener un presidente de estar siempre en contacto con sus afiliados, incluso lo demostró porque incluso no iba casi a la Federación nosotros cuando íbamos, no lo encontrábamos y quien nos atendía era Jaime Estrada; esas diferencias nosotros no las percibimos porque no estábamos presentes y hemos estado alejados de la Federación, porque esa fue la decisión de alejarnos, ya no habían Comité Ejecutivos los martes”.