(Guayaquil, enero 5).- El calendario histórico marca al 5 de enero como el Día del Periodista Ecuatoriano, fecha en la que se recuerda la aparición (1792) de la primera edición del periódico Primicias de la Cultura de Quito, ideado y materializado por el prócer quiteño Eugenio de Santa Cruz y Espejo.

En esta fecha tan especial queremos rendir público homenaje a los periodistas deportivos de Guayaquil y el país.

A aquellos que hace muchos años atrás comenzaron a trazar el camino como Carlos Noboa Cooke (1912) que publicaba sus artículos bajo el seudónimo de Sportman; Rodrigo Chávez González (1921) con sus notas en Diario El Universo como Rodrigo de Triana; Eduardo Batallas en Diario El Comercio; los hermanos Manuel Eduardo y Abel Romeo Castillo en el Decano de la Prensa Nacional, El Telégrafo.

Posteriormente aparecen los nombres de Carlos Manrique Izquieta, César Plaza Ledesma, Humberto Salinas Michi.

Como dejar de evocar a Jorge Delgado Cepeda, Miguel Machuca, Miguel Roque Salcedo, Washington Delgado Cepeda y Jorge Morán, los protagonistas de La Hora Olímpica, el primer programa deportivo, que se emitía por Radio Ondas del Pacífico.

A Reina Flores Contreras, la primera mujer en el periodismo deportivo ecuatoriano.

Nuestro reconocimiento a Dr. Francisco Rodríguez G., Manuel Eduardo Castillo, Ralph del Campo, Alfredo Arias, Rafael Guerrero Valenzuela, Ernesto Terán, Humberto Salinas, Luis Hungría, Paco Villar Balladares y Miguel Jordán que el 23 de febrero de 1945 fundaron el Círculo de Periodistas Deportivos del Ecuador.

A Manuel “Chicken” Palacios, Dr. Cristóbal Ibáñez, Leonardo Heinert, Dr. Augusto Barreiro, Ralph del Campo, Raúl Murrieta, Lcdo. Tobías Barrilla, Ricardo Chacón García, Alfonso Harb, Ab. Gerardo España, que en diferentes épocas presidieron el CPDE.
No podemos dejar de mencionar a grandes comunicadores deportivos como Luis Alcívar Elizalde, Paco Villar Valladares, Ecuador Martínez Collazo, Arístides Castro Rodríguez, Manolo Mestanza Pacheco, Pepe Murillo, Petronio Salazar, Pablo Vela Córdova, Walter Espinel, Francisco Doylet, Carlos Fuentes, Mauro Velásquez, Miguel Martín Ycaza, Marcos Hidalgo.

A muy recordados colegas que hoy no están con nosotros como Wacho Constante, Roberto Meza, Paul Martillo.

En definitiva, nuestro saludo y cálido abrazo a todos los comunicadores que desde diferentes trincheras ejercen esta bella y sacrificada, pero a veces incomprendida profesión.