(Quito, julio 17).- En una nueva investigación realizada por diario El Universo, se podría dar una nueva complicación legal para el actual presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), Francisco Egas, esto tras darse a conocer documentos firmado por el, donde habría intervenido en el traspaso de José Cifuentes a la MLS.

La investigación realizada por el diario, manifiesta que ‘a once meses’ de haber asumido como presidente de la FEF, exactamente el 5 de diciembre del 2019, “firmó un documento mediante el cual Universidad Católica, institución deportiva de la que el capitalino fue directivo, autorizó a Matthew Neidl Eguiguren, agente de jugadores, y al Valencia Media Group para que ‘oficialmente participen en negociaciones, a nuestro nombre, y de nuestro jugador José Adonis Cifuentes Charcopa con el club de la MLS Minnesota United’.

El Universo tuvo acceso a esa –y otra documentación– en la que aparece la rúbrica de Egas como dirigente ‘camarata’ al mismo tiempo que desempeñaba el máximo cargo de la FEF.

En el estatuto de la Ecuafútbol hay una norma que expresamente indica que una vez que se asume como vocal del directorio de la FEF (en este caso Egas, como presidente) deja el cargo o representación que ostentaba anteriormente (dirigente de los camaratas). El último inciso del artículo 38 dice: “Al posesionarse de sus cargos el vocal del Directorio, principal y alterno, quedan automáticamente desvinculados de cualquier afiliado a la Federación y, por ende, cesará, si fuere el caso, la representación legal que hubiere tenido”.

Pese a este impedimento reglamentario Egas, siendo titular de la FEF, dignidad para la que fue elegido el 31 de enero del 2019, como miembro de Católica negociaba e imponía condiciones para el traspaso de Cifuentes, futbolista cuyos derechos deportivos, federativos y económicos pertenecían a los universitarios. El delantero fue una de las varias figuras brillantes de la Selección que obtuvo la medalla de bronce en el Mundial Juvenil de Polonia, el año anterior.

En una carta con el membrete oficial de la entidad camarata, firmado por Egas, se dice lo siguiente: “Autorización del Club Deportivo Universidad Católica de Quito para el señor Mathew Michael Neidl Eguiguren y SVP Business Development-Valencia Media Group. A quien concierna: A través de este documento, nosotros, Club Deportivo Universidad Católica de Quito, autorizamos al señor Mathew Michael Neidl Eguiguren, agente de fútbol de Estados Unidos, y a Valencia Media Group –de aquí en adelante serán referidos como los agentes– para que presenten y participen en negociaciones a nuestro nombre y de nuestro jugador, José Adonis Cifuentes Charcopa, con el club de la MLS Minnesota United solo y para presentar a nosotros las ofertas de transferencia del jugador a clubes de estas áreas. Esta autorización es exclusiva para los mencionados agentes y válida hasta el 20 de diciembre del 2019. Si los agentes presentan a nuestro club una carta formal de intención o una oferta oficial, esta autorización puede y será automáticamente extendida por 30 días luego de la notificación de manera que las negociaciones puedan ser concluidas. Quito, 05.12.2019”. Y abajo, la rúbrica del ya presidente de la Federación, Egas, como miembro de Católica.

En cuanto al traspaso de Cifuentes, nacido el 12 de marzo de 1999, se concretó a otro equipo de la MLS: Los Angeles Football Club por $3 millones, de los cuales el campeón con Ecuador en el Sudamericano Juvenil de Chile 2019 recibió el 15 % (monto establecido en la letra B del artículo 13 de la Ley del Futbolista Profesional del Ecuador); es decir, $450 000. Sin embargo, Cifuentes, según el tercer punto del Acta Transaccional –firmada por el jugador y por Miguel Almeida Suárez, como presidente ‘camarata’, el 3 de febrero del 2020– solo recibió $200 000 porque “el jugador, de manera libre y voluntaria, por así convenir a los intereses del club, donará la cantidad de $250 000 al club (Universidad Católica) para que invierta en el desarrollo de programadas enfocados a divisiones formativas”.