(Guayaquil, mayo 4).- Fuertes declaraciones del Ab. Abdalá Bucaram Pulley, Presidente de Nueve de Octubre, en el programa de redes sociales Havoline Deportivo, que conduce Andrés Caguana, en el que denuncia concretamente que Francisco Egas pretendía poner el edificio de la FEF en un fideicomiso para negociar con el banco del que un pariente cercano es dueño.

“El solo hecho de pretender entregarle un fideicomiso a un pariente el edificio de la Federación es un delito gravísimo, que ahí sí debería actuar, incluso la justicia ordinaria; no para pretender amilanar el derecho del 70% de sus afiliados que decidieron convocar un Congreso Extraordinario para analizar denuncias gravísimas de corrupción de su administración”.

“Yo escucho a ciertos dirigentes decir que Egas debe responder en el escenario adecuado, ¿cuál es el escenario adecuado?”

“Lamentable la actitud de ciertos dirigentes, de ciertos clubes; y algunas asociaciones que no quisieron asistir precisamente al escenario donde había que esclarecer estas denuncias gravísimas en el corto plazo de Francisco Egas como presidente”.

“Nos estamos quedando sobre el debate de quiénes están a favor o en contra, en cuanto a la legalidad de lo actuado; aunque para mí es legal; pero estamos perdiendo el debate de fondo, si es que hubo corrupción o no en el mandato de Egas. Yo no veo que eso le pregunten a él”.

“Él pretendía que el directorio le autorice poner el edificio de la FEF en un fideicomiso para él encargarse de financiar una deuda con el banco del que un pariente cercano es dueño. Eso está penado en los estatutos de FIFA. Eso es penado por FIFA, es un delito gravísimo donde ahí sí se debe hasta meter la justicia ordinaria”.

“No veo que le pregunten si el Directorio le autorizó a pagar cifras millonarias al Sr. Silikovich. Él le pagaba casi $15.000 al mes. Nos estamos quedando sobre un debate, como pasó en otras eras corruptas”.