(Guayaquil, diciembre 15).- Galo Alfredo Pulido Barzola, uno de los referentes del Club Sport Emelec de todos los tiempos y campeón con la divisa azul 1961-1965, falleció hoy en Los Ángeles, California. Nació en Guayaquil el 2 de enero de 1944 y como muchos cracks de antaño, nació del peloteo en las calles guayaquileñas.

En 1965, cuando tenía 11 años, defendió los colores del Club Guayas en la Liga Norero; luego pasó al Balseca Jr. (en honor al Loco) del sector de las cinco esquinas; y de ahí al CD El Sagrario de la Liga Salém. Luego, junto al Pibe Bolaños, integró las filas del Brasil equipo con largo historial de títulos en las ligas barriales porteñas.

Jacinto Astudillo su vecino en el barrió del Astillero, y marcador de punta del Vicente Rocafuerte y del Ballet Azul, lo motivó para junto a Milton Pérez, Sergio Carrera y Lucho Rosales entrenar con el equipo juvenil del Ballet, en ese entonces dirigido por el maestro Mariano Larraz, quien no dudó un instante en aprobar la vinculación de Pulido al equipo que fue campeón entre 1959 y 1961.

En 1961, cuando tenía 17 años, el mismo Larraz lo llevó al equipo de primera donde esa misma temporada se coronó campeón.

Al año siguiente ganó el torneo de Guayaquil; En 1963 logró el vicecampeonato nacional; en 1964 fue nuevamente campeón de Guayaquil y en 1965 por segunda vez fue campeón nacional. En 1966 y 1967 fue dos veces consecutivas vicecampeón ecuatoriano.

En 1970, por decisión del cuerpo técnico liderado por Jorge Lazo Logroño, Pulido dejó el club y viajó a los Estados Unidos donde se vinculó al Atlético Guayaquil, de Chicago, donde jugó hasta 1975 en que hizo efectivo su retiro del fútbol.