(Quito, junio 8).- El director técnico de la Selección de Ecuador, el argentino Gustavo Alfaro, analizó la derrota sufrida ante Perú esta tarde y noche en el estadio Rodrigo Paz Delgado, por la octava fecha de las Eliminatorias Sudamericanas, lamentando las desconcentraciones en determinados momentos del partido, que le permitieron al rival inclinar el resultado a su favor.

“No hicimos un buen partido, fundamentalmente en el primer tiempo, el equipo estuvo muy estático, falto de resoluciones, sin movilidad y caímos fácil presa de lo que nos hacía Perú, que era cerrarnos, obligarnos a ir por un embudo, dejarnos la pelota en el bloque defensivo y al carecer de movilidad y de agresividad era como que les dejábamos los espacios abiertos para los contragolpes”, dijo el entrenador.

“Intentamos modificar en el segundo tiempo, Ecuador jugó a mi entender mejor en el segundo tiempo, y recibió los goles producto de errores nuestros también, más allá de la virtud de Perú de aguantar y de algunas cosas que no tienen nada que ver también, pero un poco desnaturalizaron el juego, la manera de encontrar esto es saber que si nosotros no tenemos las cosas que nos habían caracterizado hasta acá y las perdemos, empezamos a ser un equipo previsible y vulnerable y eso es lo que nosotros debemos de tratar de volver a recuperar”, agregó.

Alfaro explicó que su decisión para que juegue Pedro Pablo Perlaza en lugar de Ángelo Preciado. “Es que Perlaza juega en la altura” y Preciado y Moisés Caicedo salieron de Quito y sienten el efecto. “Ángelo había jugado 90 minutos muy intensos ante Brasil y teníamos un día menos de recuperación, aparte Perlaza nos había rendido en cada oportunidad que lo habíamos convocado, pero luego entendí que había que ponerle otro tipo de agresividad por eso ingresó Ángelo en el segundo tiempo”.

“Hubo una jugada de penal muy contradictoria, que hubiese cambiado el destino del partido, porque el árbitro sanciona el penal y vuelve para atrás, como tantas revisiones que hizo a lo largo de toda la tarde con el VAR, pero creo que ahí nosotros encontramos más circuitos de juego con Gonzalo Plata, después cuando ingresó Kitu también, ahí nosotros pudimos mejorar el manejo de la pelota, más allá de que cometemos el error en un corner a favor después de tres pelotas que son divididas, quedar mal parado y en una réplica nos terminan metiendo el gol, esas son las desconcentraciones que el equipo no puede tener, son las cosas que debemos corregir”, agregó.

“Me preocupan las desconcentraciones, muchas veces fallamos en las coordinaciones y eso le permitió a Perú tener salidas que normalmente Ecuador, por lo menos desde que estoy yo no las había tenido, esas son las cosas que me preocupan y me molestan y después hay otras cosas más que son más vinculadas a cuestiones extra futbolísticas que también me preocupan”, finalizó el entrenador.