(Montevideo, mayo 2).- Javier Baldriz, emblemático arquero uruguayo del Club Sport Emelec en los años 88’ y 89’, en entrevista con radio Caravana, se refirió a su situación actual y los gratos recuerdos que tiene de su paso por el Ecuador y el campeonato alcanzado en el año 1.988.

Baldriz, dijo: “Estamos bien, tranquilos, trabajo en el transporte y no he parado de trabajar con la emergencia sanitaria y tomando todos los cuidados. Nos acercamos al invierno y momento de fríos, hay que no bajar la guardia”.

Envió sus saludos al cuadro ‘eléctrico’ por sus 91 años de fundación: “Darle un saludo a todos los azules y desearles un feliz cumpleaños y la mano tendida a todos los ecuatorianos. Es una sensación de alegría, emoción, cariño recíproco que uno siente con la gente y compañeros, entrenadores, colaboradores. Un orgullo (ser tan recordado)”.

Recordó cómo fue su llegada al Emelec: “Terminé contrato con Rampla Juniors. Luis Aguerre nos hizo llegar oferta, escuchamos las palabras del ‘Ñato’ García que era el encargado de llevar a los extranjeros. Sus palabras fueron confiables y seguras, nos habló de la capacidad de Kléber Fajardo, Avilés y Cárdenas. En ese momento Emelec era conocido por el trabajo de compatriotas allí. Hace 9 años que Emelec no era campeón ni clasificaba a las liguillas por el campeonato. Éramos la tercera opción, trabajamos con mucha humildad, hubo una explosión azul ese año”.

Club Sport Emelec, año 1988

Además, acotó: “El ‘Ñato’ García había estado en los dos grandes. Era palabra sabia y sagrada para nosotros, era una especie de padre. Siempre estaba atrás nuestro, la palabra precisa. Jugaba a las cartas con Yvo Ron, con Kléber Fajardo, con Federico Minda”.

El triunfo ante Deportivo Quito y campeonato en 1.988: “El penal a Toninho marcó demasiado, definía quien de los dos grandes del Astillero iba a la final. En la última jugada se da el penal, me tocó ganar a mí porque en la última fecha pasamos a la final y logramos derrotar a un grande como Deportivo Quito. Después del partido ante Barcelona nos miramos y nos dijimos tenemos que salir campeones. Deportivo Quito tenía muy buen equipo. El equipo jugó muy bien en el 3-0, expulsan a Falero en 1T pero el equipo se mantuvo sereno y bien parado en el campo. Beninca anotó golazo”.

“En Quito se sufrió bastante porque ellos fueron al ataque y si ganaban había partido de desempate. Por suerte gol de Federico Minda dio tranquilidad. Fue impresionante la caravana de hinchas de Emelec que fueron a Quito, 10-12.000 hinchas, nunca nos sentimos visitantes. El aliento de la hinchada era adrenalina pura. Salí con Beninca en el balde de una camioneta, nos llevó la gente hasta el hotel. El aeropuerto una locura de gente azul. Yo si llegué al Capwell, di una vuelta olímpica con la gente y en casa terminé de celebrar”.

La construcción del estadio Capwell: “En el 89 Nassib Neme ya tenía la maqueta de la primera remodelación del Capwell. Estuve invitado a la colocación de la primera piedra. En 2017 estuve invitado también a la inauguración de un estadio soñado, de nivel europeo”.

Estadio George Capwell, ‘Explosión Azul 2015’

Baldriz, considera que su presencia ha servido de amuleto al Emelec: “Por suerte anduve de amuleto. En el 88 como jugador y a mi llegada al Ecuador el equipo queda campeón, cuando me invitó la barra en 2011 el equipo es Tricampeón, en 2017 me invitaron y estaba convencido que el equipo salía campeón. Espero la cábala siga”.