(Guayaquil, marzo 27).- En rueda de prensa virtual, el arquero de Barcelona Sporting Club, Javier Burrai, habló de su recuperación luego de que recibiera el alta médica, tras sufrir una lesión en su rostro en el partido ante Cerro Porteño por Copa Libertadores en Asunción.

Burrai, sobre la jugada de la lesión: “Lo último que recuerdo de esa jugada es cuando voy al piso a buscar la pelota. Al ver las imágenes por televisión, se me hacía raro verme tratando de incorporarme. Entré en razón en el hospital cuando me dijeron lo que había pasado. Era una jugada que se podía haber evitado porque llegué primero al balón”.

Sobre la cuarentena que cumple en su domicilio: “Llevo casi un mes de encierro, sobre todo las dos primeras semanas fueron difíciles por la operación. Desde hace unos días me muevo un poco en casa. Trato de mantenerme lo más ocupado posible”.

La recuperación: “La estoy llevando de buena manera. El párate para mí me vino bien entre comillas, porque me da más tiempo para acoplarme a la par del grupo. Las comodidades no son las mismas de las que tendría en el club pero va a servir para recuperarme bien”.

“Es un poco difícil tener una perspectiva clara de lo que está pasando, en lo personal muy preocupado. Me afecta a mí porque estoy lejos de mis seres queridos. Mi esposa desde hace un mes que está en España y no puede volver a Ecuador”, dijo el arquero sobre el aislamiento social a causa del coronavirus.

Al finalizar, reconoció que a estas alturas, debía cumplir con trabajos en el terreno de juego: “Estamos bien con el tema plazos, me habían dicho un mes. Hubiese entrado ya a trabajar con pelota y trabajo progresivo. Voy a tener más tiempo para estar con el grupo. El tiempo de acondicionamiento me va a venir bien para sacarme ese posible miedo”.