(Quito, junio 17).- Johan Padilla, arquero de El Nacional, habló sobre la situación económica que vive el club en la actualidad y la vuelta a los entrenamientos. Aseguró que “cada jugador vive una realidad distinta”, esto ante la reducción salarial por el tema de la pandemia.

En diálogo con radio La Red, Padilla expresó: “Regresar a los entrenamientos ha sido un momento que me dio alegría y tristeza. Todos mantenemos la distancia, los protocolos que se han realizado han sido los óptimos. Los jugadores deben ser responsables por el bienestar de todos. La distancia es importante”.

“Hay que acostumbrarse a esta nueva normalidad. Será muy raro no tener público en los estadios. Eso no logro asimilar hasta hoy”, acotó el golero ecuatoriano.

En cuanto a la reducción salarial: “La situación económica del equipo es complicada. Cada jugador ha realizado un acuerdo con la dirigencia. Algunos aceptaron la reducción de sueldo y otros no. Cada jugador vive una realidad distinta desde un punto de vista económico. En lo personal, no he llegado a un acuerdo con la dirigencia. Estoy a la espera de una nueva conversación”.

Además, dijo: “No tener un arreglo económico nos da inestabilidad. El equipo ha tomado la decisión de tratar de dejarlo en un segundo plano y apoyarnos en lo que se pueda”.