KEVIN MINA: «QUIERO QUE GANE BOLIVIA, AQUÍ ME DAN DE COMER»

KEVIN MINA: «QUIERO QUE GANE BOLIVIA, AQUÍ ME DAN DE COMER»

(Guayaquil, octubre 5).- El delantero ecuatoriano Kevin Mina, quien milita en el club Guabirá de Bolivia, realizó polémicas declaraciones que no han caído bien a los aficionados ecuatorianos, previo al enfrentamiento entre ambas selecciones, en las Eliminatorias Sudamericanas.

La entrevista publicada por Diario Página 7 de Bolivia, se presenta con el título de: «Quiero que Bolivia gane, aquí me dan de comer», continuando con la explicación de que se siente más boliviano, que ecuatoriano.

A continuación lo más importante de la entrevista que realiza el medio boliviano al delantero ecuatoriano:

Kevin Mina es el único futbolista ecuatoriano en el balompié boliviano. Antes del duelo entre La Tri y la Verde, el guayaquileño de 27 años no duda: “Yo espero que gane Bolivia. Aquí me dan de comer. No me importa si me odian en Ecuador”.

#P7Informa #Campeones

El delantero de Guabirá está desde  aproximadamente ocho meses en el país. “Bolivia tiene un partido complicado en Guayaquil, que es como Santa Cruz”, explico al referirse al duelo entre los combinados de fútbol de Ecuador y Bolivia, que se medirán este jueves desde las 20:30 por la undécima fecha de la Eliminatoria.

“Yo espero que gane Bolivia porque yo soy más boliviano que ecuatoriano. Mi hija es boliviana y todo eso. Es el país que me está dando de comer. No me importa si me odian en Ecuador… si Bolivia me da de comer”, insistió.

Con la experiencia de los meses que lleva en el país, el ecuatoriano analizó la situación del  fútbol boliviano.

“He visto muchas cosas, mucho parate. El fútbol es diferente. A la Selección siempre le falta algo, porque no tiene divisiones menores. Aquí hay cosas que no se ven en Ecuador. Aquí tienen más importancia los dirigentes que los jugadores. Ellos se llevan el protagonismo. Hay problemas con los árbitros, a un equipo no le pagan y se para el campeonato, así es muy difícil progresar”, dijo.

Criticó que la dirigencia pare el torneo único durante tres semanas.  “Si tú tienes un buen ritmo en tu trabajo y de pronto te dicen que vamos a parar, tú te sorprendes. Un parate de dos o tres semanas perjudica”, apuntó el jugador nacido en Guayaquil, donde Bolivia jugará ante Ecuador, el jueves.