(Guayaquil, julio 8).- Kleber Fajardo, gloria viviente de Emelec, se refiere a Dannes Coronel, recientemente fallecido, y nos da a conocer la vivencia junto a su excompañero.

¿Cómo tomaste la partida repentina de Dannes Coronel?

Bueno me sorprendió mucho, fue algo que sucedió de un momento a otro, me lo comunicó el Bocha Armendáriz, y la verdad es que me ha dolido enormemente porque  es un chico que lo vi crecer futbolísticamente, compartimos juntos camerinos concentraciones, partidos de futbol, partidos en selección, mi familia era muy allegada a la de él. Y ha causado un profundo dolor a todos los que en su momento fuimos parte de su familia.

¿Cómo lo recordarás a Dannes Coronel?

Lo recordaré como un triunfador de la vida, porque él llegó desde su cantón Naranjal y vino a buscar una posibilidad en un medio tan complicado como es Guayaquil y a pesar de su estatura que podría pensarse que es una desventaja el en base a su calidad, a sus ganas a su fortaleza a su carácter se hizo un espacio en el mundo del futbol.

Fue una persona respetuosa educada y que deja un legado importante porque es un ejemplo a seguir, nunca se escucharon cosas malas fuera de las canchas de Dannes y como profesional siempre fue profesional.

¿Qué experiencia, anécdota en Emelec y en selección con Dannes?

Bueno fuimos campeones en Emelec el año 93 y 94 compartimos como experiencia el primer partido que Ecuador le gana a Argentina en un amistoso en el Monumental con gol de Byron Tenorio.

Recuerdo que aquella noche Dannes hizo un tremendo partido, se enfrentó al lateral por izquierda de Argentina  Chamot había una diferencia tremenda en estatura y en peso porque el argentino era un gigante y Dannes era un chiquito de estatura pero gigante de corazón y también de futbol, yo creo que desde allí nació el apodo de “Matagigantes” porque se enfrentó y derrotó en una lucha desigual a gigantes del fútbol.