Eco.  Pablo Beltrán Ayala, Ph. D.
Presidente del Consejo de Educación Superior (CES)

(Guayaquil, enero 11).- Desde el inicio de la humanidad, el ser humano despertó su curiosidad con desmedidas ansias de acrecentar y ampliar el entendimiento de la naturaleza, incursionando con ambición y diacrónicamente en la tendencia y evolución acelerada del saber y de la comprensión racional; en su búsqueda constante, sin proponérselo allanó y traspasó el inquietante, extenso, incierto y exigente camino del conocimiento, ajustándose a los cambios experimentados por la humanidad, desembocando y transformándolo en el paradigma intencional, por el proceso necesario y sistemático de la complejidad de un fenómeno histórico, didáctico, social, cultural e investigativo de los diferentes períodos, en los cuales ha evolucionado la educación, conocidos como: Antigua, Media, Moderna y Contemporánea.

La educación es un derecho universal, en la indeterminación del ser humano, durante siglos en su proceso educativo, ha experimentado una serie de cambios, permutaciones y transformaciones, que con el pasar del tiempo la han caracterizado y dividido en determinadas etapas, como son a breves rasgos: Educación primaria, período en el cual predomina intencionalmente la espontaneidad para sostener una educación natural; Educación esclavista, la cual demuestra el “poder del hombre sobre el hombre”; Educación en Grecia, que beneficiaba solamente a los hijos de los esclavistas, porque en este período los esclavos eran considerados “instrumentos” que articulaban palabras, privándoles de todos los derechos humanos; Educación en Roma antigua, caracterizándose por recibir una educación severa, a través de un maestro en casa;  Educación en el feudalismo, recibiendo la enseñanza dentro de un monasterio;  Educación renacentista, en este período se estudió la ciencia, la historia, la geografía, música y formación física.

La veracidad educacional, es una cualidad privativa del hombre, por su imperiosa y apremiante necesidad de adquirir y ampliar sus conocimientos relacionados a los procesos  de los instrumentos educativos, al crecimiento, al desarrollo del enfoque culturalista; sintetizándose como parte fundamental, primordial y esencial del ser humano; actuando para ello la educación, como eje principal y protagónico para el progreso y bienestar de un país en desarrollo; porque un país sin educación, caerá en el inminente abismo de la ignorancia y desafortunadamente continuará en el ciego periplo del perentorio y concluyente sometimiento e irrefutable subordinación.

El Consejo de Educación Superior de la República de Ecuador,  basado en una recopilación de diversos estudios sobre datos educativos, teorías, diversidad de documentos comparativos, plataformas, ejes fundamentales, cuadros conceptuales, etc., está desarrollando, reformando, actualizando y avanzando en la forzosa continuidad del concepto de coyuntura estructural del Modelo Educativo para la República de Ecuador; información documental que se actualiza día a día al compás del avance y celeridad indiscutible, para estar a la par del liderazgo y fortalecimiento de la modernización tecnológica, científica, cultural, investigativa, social e informática.

En este ambicioso sistema del Modelo Educativo, nos sujetamos con las necesidades reales del conocimiento académico, considerando las cambiantes innovaciones y variante celeridad y premura del siglo XXI, con la finalidad de transformar y actualizar la flexibilidad de la práctica educativa y democrática del sistema metodológico de enseñanza-aprendizaje, -en todos los niveles-; para el mejoramiento de la calidad educacional de nuestro territorio patrio, con la finalidad de salir del paupérrimo estancamiento educacional y sobresalir con el ofrecimiento de una educación de primerísima calidad, quedando atrás y olvidándonos de la arcaica y vetusta doctrina educativa, que dejó como resultado un país tercermundista.

Los mejores ejemplos e íconos referenciales como modelos educativos, los tiene las universidades de primer nivel en el mundo, como son: Corea del Sur, Finlandia, Japón, Holanda, Canadá, Singapur, Reino Unido, Rusia, Estonia.

Estamos emergiendo significativamente de la antecesora y mediocre educación académica, en la actualidad podemos garantizar y recomendar con seguridad y orgullo, nuestro método de enseñanza-aprendizaje, el cual está dirigido a la juventud y adultos que conforman el colectivo estudiantil; metodología que podrá incorporarse en la competitividad de los sistemas y programas académicos de otros países y/o continentes, porque nos estamos dando a conocer internacionalmente como una nación en desarrollo, ávida por adquirir e intercambiar en igualdad de condiciones, conocimientos en los campos investigativos, científicos, técnicos, tecnológicos, culturales y sociales; campos que conllevan a la disminución de la desigualdad social y a su vez está fomentando la oportunidad para el bienestar de una sociedad que requiere de libertad de expresión y conocimientos académicos para aplicarlos en su vida profesional.

Los principales métodos del Modelo Educativo de Ecuador que el Consejo de Educación Superior ha desarrollado, están basados especialmente en el sistema cognitivo, para la obtención de la excelencia académica, que es la acumulación informativa de los procesos de enseñanza para el aprendizaje y para la formación de excelentes y competentes profesionales de las diversas carreras académicas que promete la educación superior ecuatoriana, que es asequible y oferta la gratuidad en las universidades estatales; con la finalidad de situarla en un contexto nacional e internacional, respondiendo a los requerimientos de una sociedad diversa y multicultural, en atención a la concepción de una entidad autónoma especializada en la educación continua y de especialización superior del país, orientada al área social, política, económica y cultural, consolidando las pautas y los perfiles indispensables y obligatorios para la organización y estructura del sistema curricular.

El discente, por ser un ente receptivo, flexible y de atención, juega un rol muy importante, en este nuevo patrón educativo ejemplarizador, identificándolo igualmente como un modelo de transmisión, porque él acapara la atención en la educación tradicional, a quien el docente le transmite sus conocimientos a través del sistema de enseñanza – aprendizaje.

Como el conductista que se lo considera un modelo relacionado directamente al estudio de la psicología, el cual analiza el comportamiento y proceder de la humanidad, orientándolos a evitar o eliminar negativos comportamientos y se los arenga y anima para que promuevan en su proceso estudiantil la sana competencia con sus compañeros afines, en igualdad de de condiciones.

De igual forma, podemos señalar el constructivista, modelo educativo esencialmente se lo re direcciona a la realidad existente, por ser un proceso transformativo y dinámico que se interactiva con la investigación externa, enfocándose constructivamente en la implementación de la planificación curricular de la universidad ecuatoriana, sujetándose a las imperiosas necesidades de conocimiento del estudiantado.  Sistema en el cual, se cuenta con la colaboración inmediata y oportuna del sector docente, directivos y consejeros académicos, para elaborar, modificar, evaluar y llevar a cabo semestralmente los lineamientos pedagógicos y los métodos de enseñanza enfocados directamente al constructivismo y al aprendizaje colaborativo.

Incluso el proyectivo como patrón educativo de proyección, que es el resultado de la creación de planes y proyectos instituidos y recomendados por el sector docente, para ser impartidos instrumentalmente en la enseñanza y en la transmisión de conocimientos y a su vez, aplicarlos en los discentes para que muestren su interés en su aprovechamiento de las diferentes áreas y líneas de investigación científica, técnica y académica.

No podemos pasar por alto la  modalidad subduray, difiere en gran medida con los modelos aplicados con anterioridad, porque en este método o procedimiento académico, no interviene directamente el docente; en esta variabilidad educacional, el profesor prestaría su rol como un consejero académico siempre y cuando que el estudiante esté de acuerdo con la intervención de esta nueva aplicación de enseñanza – aprendizaje, considerándose aún un método no recomendable por el momento para su inmediata aplicación, porque siempre deben tener los roles protagónicos in situ los sectores docente y estudiantil.

La Ruta Pedagógica es la composición instrumental de la meditación, deliberación y reflexión de la práctica del docente, con bases teóricas muy definidas y dirigidas al sector estudiantil, con actividades y fundamentos en conocimientos especializados para la motivación de decisiones.

Estamos empeñados en un sistema de principios y componentes, que permitan continuidad, sucesión, elasticidad y duración. Con calidad educativa, con infraestructura y docentes de primer nivel.

La Educación Superior brinda una formación concreta para cada uno de los educandos.  Fundamentados en el discernimiento y en la indagación, en el perfeccionamiento de su eficacia, en su oportunidad y excelencia.

Garantizando la formación para que puedan explayarse en la sociedad procurando obtener una capacidad crítica y alcanzar la excelencia.