(Lusail, diciembre 18). – Los festejos relacionados a la consagración de Argentina en la Copa Mundial de Fútbol continúan tras la ruptura de una racha negativa de 36 años. El combinado de Lionel Messi campeonó en Lusail lo que le permitió acceder a una inusual condecoración que generó tendencia en todo el mundo.

Durante la entrega del máximo cetro del torneo organizado por FIFA, el Emir del Estado de Qatar otorgó el bisht lo que generó sorpresa en el jugador. A pesar de ello, lució la túnica en las fotos oficiales del grupo albiceleste con la Copa del Mundo. El bisht se trata de una túnica especial otorgada por la máxima autoridad monárquica del estado a reyes, jeques o jefes tribales. Sin embargo, le fue otorgada al capitán de Argentina por la amplia simpatía que genera en los miembros de la realeza árabe.