(Guayaquil, enero 3).- Terminó el 2020, un año atípico fruto de la pandemia del coronavirus que modificó el estatus de normalidad en el mundo.

En unos párrafos  hemos condensado y clasificado de la siguiente forma el torneo de la Liga Pro y en general el año futbolístico de Ecuador.

LO BUENO

El 3er lugar de la Tricolor en Eliminatorias rumbo a  Qatar 2022.

Claro que este episodio tiene un génesis y es la acertada contratación de Gustavo Alfaro como DT de la selección de mayores de Ecuador, decir que el principal de FEF esta vez acertó con el nombre, luego del yerro con Cruyff.

Que después Alfaro supo amalgamar la juventud con la experiencia dándole frescura a un medio campo y delantera que además fue prolífica en goles y que invita a soñar con una clasificación mundialista.

Dentro de lo bueno está el título de Barcelona Sporting Club, equipo que coronó campaña invicto en su estadio y dando vuelta olímpica en Casa Blanca, feudo de Liga de Quito rival encomiable de los toreros  y con quien mantiene, a más de Emelec, una cerrada lucha por la supremacía en el fútbol del país. Y que significó para la mayoría de los ecuatorianos  un bálsamo a tanto malestar y pérdidas, producto del virus global.

Los protocolos para la reactivación del fútbol aplican dentro de lo positivo, luego del encierro y ante tanta incertidumbre finalmente el balompié retornó a las diferentes canchas del país.

Otro aspecto resaltable para el torneo fue la implementación del VAR la tecnología al servicio del arbitraje, para proporcionar mayor tranquilidad en la imposición de justicia en las jugadas polémicas, al menos la final y el Clásico del Astillero contaron con esa ayuda a los réferis y quedó la sensación de justas las decisiones.

LO MALO

La pugna de poderes en la FEF, la desacertada contratación de Cruyff. El reclamo entre clubes por el arquero Pinos y su contrato.

El descenso a la B de El Nacional, uno de los protagonistas y referentes  del torneo  con importante palmarés y mayor cantidad de triunfos sobre los demás equipos. Además de participar sólo con plantel criollo (ecuatorianos).

La disolución del contrato entre Gol Tv y CNT lo que privó a miles de ecuatorianos de disfrutar del fútbol, deporte que sirve como distracción y válvula de escape a tanto estrés cotidiano.

LO FEO

El entredicho entre dirigentes de la FEF en la que hubo 2 presidentes.

Admitir que existen casos de arbitraje corrupto denunciado por el Pdte. del gremio y de la Comisión, pero que nadie hizo nada por investigar y quedó en la más completa impunidad.

La eliminación en 8vos de los 3 equipos representantes de Ecuador en Libertadores (Delfín, Liga, Independiente del Valle)

Los dimes y diretes entre la presidenta de El Nacional con sus jugadores por las firmas en los roles sin haber cobrado.

Y para cerrar con broche de oro el momento de la premiación de Barcelona como campeón 2020 de Ligapro el apagón que se dio en el estadio Rodrigo Paz empañando la fiesta que vivía el cuadro canario. (Dirigencia alba manifiesta que no fue a propósito sino falla en generador).

Hasta aquí el resumen de un año anecdótico que por diferentes motivos sobre todo el sanitario no valdrá recordarlo, mientras que en lo futbolístico: Eliminatorias y Barcelona los hinchas jamás olvidarán.