Estamos en época de cuaresma tiempo de reflexión y de corregir nuestro andar por la vida y Barcelona no está exento de aquello.

Trasladando esta pequeña analogía al fútbol ecuatoriano encontramos que el equipo titular torero ha hecho las tareas y aprobó en la materia de clasificar a la fase de grupos de Copa Libertadores con nota más que muy buena,pero en el rubro Campeonato Ecuatoriano su accionar ha tenido imperfecciones y de 9 puntos en disputa apenas ha cosechado 5 habiendo jugado dos partidos como local.

Es clara la diferencia existente entre titulares y suplentes pero ese no termina siendo el problema, sino la “capacidad”, nivel de los jugadores contratados para suplir a los considerados titulares.

Es muy poco lo mostrado por elementos que a estas alturas deberían ya estar consolidados o consagrados en Barcelona pero su rendimiento individual no influye en lo colectivo.

Alemán, Esterilla, Vera, Montaño entre otros nombres que gozan de varias temporadas con los amarillos demuestran porqué están en el equipo B y no son extrañados cuando se cae algún titular.

Otros recién llegados como Rivera, Quinteros, Cetre, Colmán no dan la talla hasta ahora, ni logran callar las voces criticas a un equipo que ofrece distinto rendimiento y funcionamiento cuando de trocar las plantillas se refiere.

Se da por entendido que la dirigencia contrata con el afán de no caer en el error, pero parecería que a los refuerzos se les hace un favor al ponerles la camiseta de BSC, aún con el criterio de su principal de que no llegarían a la institución jugadores que no quieran “sudar” esa elástica.

Lo cierto es que el equipo B de BarcelonaSC no le camina al profe Bustos empató con Técnico Universitario 0 x 0 de local dejando muchas muchas dudas en funcionamiento, cosa parecida se vio en Manta pero ese día se encontró a Esterilla iluminado que aportó en la victoria (2 goles) con 2 a 1 sobre Delfín que terminó mostrando su peor versión a tal punto que cesaron a su DT. Y ante uno de los discretos equipos del torneo por conformación y rendimiento como Liga de Portoviejo terminó cediendo un punto al no poder derrotarlo y repitiendo como dueño de casa (1 x1).

Lo malo es que el DT no tiene un abanico de opciones con la plantilla alterna , que cuenta sólo con “12” titulares y que los rendimientos individuales por ahora dejan mucho que desear.

Lo bueno y esperanzador es que Barcelona tiene cifrada confianza en su plantilla titular pero este nuevo sistema de campeonato castiga al irregular y premia al equipo ganador que compacte una idea y un estilo de juego equilibrado en sus bloques con alta contundencia en ofensiva y mínimos errores en su bloque posterior.

Queda en manos del técnico Bustos y la plantilla corregir el rumbo y llegar a puerto seguro después de navegar por las 15 fechas de esta primera etapa de Liga Pro.