Por Francisco Rodríguez

(Nueva York, agosto 26).- Los Yankees de Nueva York siguen imparables de cara a la postemporada. Este martes, con su undécima victoria de forma consecutiva han seguido escalando posiciones en el Este de la Liga Americana, solo cuatro juegos por debajo de los Rays de Tampa Bay y son líderes del comodín en la Americana.

Después del juego de las estrellas han sido pocas las derrotas que acumula Nueva York (solo 9) y esto le ha permitido al mánager Aaron Boone pensar nuevamente en la postemporada, luego de un arranque negativo para el equipo. .757 es el porcentaje de victorias que han tenido los Yankees en la segunda mitad, pero ¿a qué se debe esta mejoría?

Básicamente, el picheo de los Yankees ha mostrado su mejor cara. La efectividad de los lanzadores en agosto es de solo 2.79, mientras que en junio (uno de sus peores meses) fue de 4.96. Además, solo han permitido 64 carreras limpias (en junio fueron 128). Cuando los lanzadores hacen bien su trabajo, generalmente, se consiguen victorias. Tal como ha sucedido con Nueva York en estas últimas semanas.

En cuanto a ofensiva se refiere, los Yankees también han tenido cierta mejoría, pues agosto ha sido uno de los mejores meses para el equipo durante el 2021. Promedian .250 con 125 carreras anotadas (y aún quedan juegos en agosto). Con Stanton, Judge y Luke Voit encendidos, entonces hay poco de que preocuparse.

“No hay pánico”, dijo Aaron Judge. “Este equipo está preparado para todo. Entonces, creo que puede ser más fácil para nosotros, porque ya hemos estado aquí. Hemos visto todo tipo de resultados”.

Unos Yankees de Nueva York sin miedo, definitivamente serán un rival difícil de vencer en las próximas semanas. Tienen la profundidad necesaria para avanzar a la postemporada y, por el momento, juegan el mejor béisbol en las Grandes Ligas.