(Quito, abril 21).- En rueda de prensa virtual, el jugador de Sociedad Deportiva Aucas, Luis Miguel Escalada, se refirió a la situación que se vive a nivel país por la pandemia de coronavirus y la posibilidad de hacer recortes en sus sueldos.

Escalada, en cuanto al tema de los sueldos: “La reducción de sueldos está latente por el tema que está pasando. Cada club es particular y lo manejan su dirigencia con los jugadores. En nuestro caso, los más grandes estamos hablando con la dirigencia; sabemos que es complicado pero gracias a la predisposición vamos a llegar a un feliz puerto. Hoy en día primero es la salud, que es lo más clave”.

En cuanto al aislamiento obligatorio en el país: “Es raro y complicado, afecta. Personalmente, ayer sentí que no tenía ganas de hacer nada. Entrenar solo no es lo mismo que con el grupo. Hay días que uno tiene ganas de jugar al fútbol y no hay lugar ni con quien. Trato de sobrellevarlo, de pasar con mi familia y jugar con mi nena; cosas que uno no disfruta cuando concentra o viaja por el fútbol. Es normal que te afecte mentalmente, nosotros no estamos acostumbrados a estar mucho tiempo fuera de las canchas”.

Su mensaje a Guayaquil, ciudad que más ha sufrido por el coronavirus: “Guayaquil es la primera ciudad que me abrió las puertas y le tengo un cariño muy especial. Me escribo y estoy en contacto con gente amiga, sé que muchos han sufrido pérdidas irreparables, y uno trata de apoyar y ayudar en lo que pueda. Gracias, Quito está más organizado y controlado. Sé que hay gente que necesita salir para poder comer, enviarles un abrazo fuerte”.

“Voy aprendiendo día a día, ellos estaban en Argentina y volvieron justo. Ya me he separado de ellos unas cinco o seis veces. Tratamos de sobrellevarlo bien, las disfruto. Mi hija tiene dos años, los nenes más chiquitos aprenden algo cada día y estoy siendo parte de eso”, acotó sobre su familia.

Los trabajos que se realizan: “Es difícil hablar de un porcentaje, eso se verá cuando volvamos. La cancha es diferente y la idea del técnico se estaba marcando. Yo lo conocía ya, pero eso lleva tiempo. Llegaremos en un cincuenta y cincuenta porque acá te mantienes en lo físico, pero allá se hace lo futbolístico. Va a tomar un tiempito para ponernos a punto antes de competir”.

“Se ve muy lejano, pero lo más importante que uno busca hoy en día es que se encuentre la cura y la vacuna. Creo que es difícil que arranque el fútbol acá en uno o dos meses. Lo principal es poder salir a la calle y que la gente pueda volver a su vida normal. De a poco se va a ir acomodando todo, sé que la paciencia cuesta, pero confío en que pronto se encontrarán las soluciones”, enfatizó Escalada.