(Quito, mayo 6).- El gerente de AFNA, Nicolás Vega, entrevistado por radio La Red, manifestó que hubo “clientelismo” en el Congreso Extraordinario de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), donde se decidió remover del cargo a Francisco Egas.

Vega dijo que “En el Congreso de la FEF se debía primero consultar si estábamos o no de acuerdo en la persona que calificaba las credenciales. Se debe acabar con el clientelismo. El año anterior presenté una moción y luego la retiré porque aún no hay madurez en la dirigencia, era para evitar el desastre de Segunda Categoría y esas goleadas 17-0. Hay una forma para desprestigiar y que pierdas la cabeza”.

“No se puede bajo ningún pretexto ir atropellando la normativa, caso contrario es la ley de la selva. Debemos esperar entonces que organismos internacionales hagan su trabajo y salir de este precipicio, todos perdemos”, acotó Nicolás Vega, quien a su vez consultó como pudo participar el club Guayaquil City.

“La FEF no avisa si algún club está suspendido, no mostraron documentos. Vamos a pedir una auditoría informática porque Guayaquil City constaba como suspendido para el Congreso. Me da mucha pena porque creo hemos retrocedido. Continúan las tareas del fútbol ecuatoriano, si estábamos en competencia hubiera sido más traumático. FIFA y Conmebol siempre responden a la ley y son implacables”.

En cuanto al retorno del fútbol en el país: “En Segunda Categoría los clubes tienen posiciones distintas, nuestro trabajo será que se pongan de acuerdo. Pensamos que deben volver a la competencia y que los costos sean lo menos onerosos”.