(Guayaquil, junio 5).- En el fútbol todos los puestos son claves, todas las posiciones son importantes, cada uno de los 11 jugadores cumple un papel especial en los clubes o selecciones, sin embargo hay uno que está obligado a no fallar, a no equivocarse, se trata del arquero.

Cuando el arquero falla puede terminar en gol del rival, por lo que le llueven las críticas, llegando a censuras e incluso pérdida de puesto como titular y en otras ocasiones con salida de los clubes a los que pertenecen.

La importancia de tener un buen arquero es primordial para la Selección de Ecuador, es el que debe brindarle garantía a los compañeros de la defensa, es el que debe organizar a los otros 11 jugadores en el campo, es el técnico dentro de la cancha. Ese es el arquero.

Ecuador cuenta en este momento (actual convocatoria) con tres arqueros: Alexander Domínguez, Hernán Galíndez y Moisés Ramírez. Quedó fuera de esta convocatoria Pedro Ortiz, quien ha sido considerado entre los convocados en la mayor parte de la Eliminatoria rumbo a Qatar 2022.

De los cuatro arqueros mencionados, Alexander Domínguez con 34 años de edad, nacido en Tachina, Provincia de Esmeraldas, tiene un total de 64 partidos con la Selección de Ecuador, a la que llegó por primera vez en un torneo Sudamericano Sub 20, para debutar en la mayor en el 2011. Jugó el Mundial de Brasil 2014 y fue figura en varios encuentros, siendo de sus mejores actuaciones la que tuvo ante Francia en aquella Copa del Mundo, terminando empatado sin goles y con grandes atajadas de Domínguez.

Hernán Galíndez, de 35 años, nació en Rosario (Argentina), luego de una interesante carrera profesional llegó a Ecuador a Universidad Católica en el 2012, en aquel tiempo el cuadro capitalino estaba en la Serie B. Llegó a convertirse en el capitán y después de una gran trayectoria en UC se nacionalizó como ecuatoriano y llegó a la Tricolor en el 2020, después de cumplir con todos los requisitos de la FIFA. Ha tapado 11 partidos en el proceso de Eliminatorias y Copa América. Se encuentra actualmente en Universidad de Chile. Es una gran opción para el arco tricolor, ya que siempre que lo defendió dejó una calificación alta.

Pedro Ortiz, nació en Esmeraldas hace 32 años. Se inició profesionalmente en Deportivo Azogues, fue campeón con Delfín en el 2019 y al año siguiente fue contratado por Emelec. En el 2017 fue convocado por Jorge Célico a la Selección de Ecuador para los dos últimos partidos en la Eliminatoria para Rusia 2018. Ha sido de los convocados permanentes, pero por lo general no ha tenido la oportunidad de actuar. Solo se registran seis partidos con la Selección en partidos oficiales.

Moisés Ramírez, nació en Guayaquil hace 21 años. Es el más joven de los arqueros que se han convocado en la Selección mayor en los últimos años. Fue campeón Sudamericano en el Sub 20 2019 y llegó al tercer lugar en el Mundial Sub 20 de Polonia en el mismo año. Jugó en Independiente del Valle y Real Sociedad B. El cuadro español no compró sus derechos deportivos y retornó al país para seguir defendiendo los colores del IDV, con el que fue campeón en el 2021. Ha sido convocado a la Selección en este proceso de Gustavo Alfaro e incluso jugó varios partidos.

La pregunta que se hacen todos los ecuatorianos en este momento es: ¿Quién debe defender el arco de Ecuador en el Mundial de Qatar 2022? Una pregunta a la que solo puede responder el director técnico Gustavo Alfaro.