(Quito, noviembre 18).- Se viene una necesaria renovación de jugadores en el primer plantel de Liga de Quito, debido a que los directivos han anunciado en varias ocasiones que bajarán el presupuesto del 2022, por lo que no hay dinero para mantener altos sueldos.

Ya en este momento los directivos del cuadro albo, de manera conjunta con el cuerpo técnico que encabeza el argentino Pablo Marini, habrían tomado la decisión de no renovar los contratos con los jugadores Luis Amarilla (paraguayo), José Cárdenas, Juan Kaprof (argentino) y Billy Arce, quien terminan su contrato con Liga en diciembre de este año.

Según la información publicada por el periodista capitalino Reinaldo Romero, existen otros jugadores que teniendo contrato, no seguirán y les buscarán clubes, debido a los altos valores de sus sueldos, entre ellos están: Lucas Villarruel (argentino), Moisés Corozo, Pedro Pablo Perlaza y Luis Ayala.

Actualidad de @LDU_Oficial

Por otra parte, ante la lesión del arquero argentino Adrián Gabbarini y los cerca de siete meses de recuperación, se ven obligados a contratar a un guardameta, siendo opción el actual portero de Universidad Católica, el argentino naturalizado ecuatoriano Hernán Galíndez.