(D.F. México, abril 17).- El volante ecuatoriano, Renato Ibarra, rompió el silencio sobre su situación actual tras su escándalo familiar, que provocó su salida del club mexicano América, aseguró que muchas personas han sido injustas con él, pues afirmó, él nunca golpeó a Lucely Chalá.

“He visto publicaciones que me han dado duro y de periodistas grandes, pero así es esto y me toca aguantar todo. Además, injustamente porque no hubo agresión a mi ex pareja”, dijo Renato durante un Instagram Live.

“Me ha dolido un poco el cómo ha manejado la prensa todo esto. Todo es muy injusto. Tampoco me hago la víctima de lo que pasó, pero tengo que aclarar que nunca hubo agresión. Hubo un problema familiar, pero nunca agredí a mi ex pareja”, agregó.

Ibarra fue dado de baja de las Águilas tras el incidente familiar que vivió, y por el cual estuvo una semana detenido.