(México, marzo 12).- La noche de este jueves el jugador ecuatoriano Renato Ibarra recuperó su libertad, luego de que su esposa, Lucely Chalá, se retractó de la denuncia de “violencia familiar”, que luego fue cambiada por “tentativa de aborto y femicidio”, lo cual lo mantuvo retenido por varios días.

Luego de la audiencia que se realizó esta tarde y noche, y de escuchar a todas las partes involucradas, y por pedido de la esposa al retirar los cargos en contra de Renato Ibarra, el juez desetimó la causa de “intento de femicidio” y se procedió a calificar como “violencia familiar”.

La audiencia empezó al medio día y duró más de cinco horas, teniendo como principal testimonio el de Lucely Chalá, quien negó ser agredida por Renato Ibarra y rechazó las declaraciones hechas en un medio de comunicación.

Ibarra estuvo detenido en el Reclusorio Oriente y sólo tendrá que enfrentar los cargos por Violencia Familiar. El ecuatoriano salió en libertad esta noche de jueves, abandonó el reclusorio junto a sus abogados y esposa, quienes lo acompañaron hasta su domicilio.