(Guadalajara-México, julio 12).- Luego de seis meses de inactividad, Renato Ibarra volvió a las canchas, ahora  debutando con Atlas en el duelo frente a Tigres, pero el jugador ecuatoriano poco duró en el terreno de juego, ya que entró al 64’ y al minuto 87 salió lesionado.

Ibarra había sufrido una lesión en el tendón y fue operado en enero, y se estimaba que volvería a jugar dentro de tres meses, pero no sólo se atravesó la pandemia, también la polémica de su vida personal en la que fue acusado de violencia familiar, por lo que América lo relegó.

El primer diagnóstico de la lesión de Renato Ibarra es un esguince de rodilla que lo dejaría dos semanas fuera de las canchas. Este lunes le practicarán una resonancia para confirmar.