(México D.F, mayo 23).- El ecuatoriano Renato Ibarra, volvió este sábado a las instalaciones del club América para poder realizarse la prueba de Covid-19 que le estarán aplicando a todo el equipo.

Se sabía que Ibarra estaba separado del resto debido al problema legal que atraviesa luego de haber sido encontrado culpable por violencia familiar; sin embargo, al tener contrato vigente con el club, la directiva requirió que el jugador se presentara para descartar el virus.

Lo cierto es que la prioridad de la directiva de las ‘Águilas’ es tratar de acomodar al sudamericano para el próximo torneo, no obstante, por ahora su futuro sigue incierto.