(Argentina, febrero 4).- El Tribunal de Arbitraje Deportivo,  entregó este martes el veredicto final por la demanda de Boca Juniors tras los incidentes que afectaron el desarrollo de la final de vuelta de la Copa Libertadores 2018, la cual terminó disputándose en Madrid, y determinó que River Plate se mantenga como monarca de la competición.

Boca pedía que se le quitara el título a River y que se le diera por ganador del encuentro por default (3-0), quedándose ellos con el título de aquella edición.

El TAS, en tanto, aceptó parcialmente el reclamo de los Xeneizes: reafirmó el resultado en cancha y apuntó un castigo al cuadro Millonario con de dos partidos sin público en la Libertadores 2020.

Por la tanto, River Plate jugará sin público Binacional por una sanción en la utilización de bengalas en el Superclásico ante Boca Juniors del año pasado, y de confirmarse la actual sanción, tampoco jugaría con público ante Sao Paulo y Liga de Quito.