(Guayaquil, diciembre 28).- En la previa de la gran definición del torneo nacional este martes entre Liga de Quito y Barcelona, más aún cuando se estarían dando los famosos festejos de los campeones, ya comienza a pensarse en serio en lo que pueden ser las acciones de las autoridades que desde el pasado lunes determinaron el ingreso del toque de queda a escala nacional, por lo que los hinchas saben que no deben acercarse a las dependencias del estadio Rodrigo Paz a hacer los “banderazos”, esto con el solo objetivo de evitar las aglomeraciones y que se den posteriormente más contagios de ‘coronavirus’, cuando la situación se pone ya crítica.

Con este antecedente el Director Nacional de Gestión de Riesgos Rommel Salazar en declaraciones brindadas a través de Radio Diblu, dejó en claro que los hinchas deben abstenerse de ir a festejar en medio del toque de queda dispuesto para las 22h00: “Si mañana los hinchas salen a festejar en el horario establecido del toque de queda serán sancionados, hay 3 tipos de sanciones dependiendo la actitud de cada uno de ellos”, manifestó el funcionario, con lo que todo está completamente advertido para los hinchas albos o canarios, según sea el caso.

Esta advertencia llega tras los anuncios que a través de redes sociales hicieron las barras organizadas de ambos clubes, la Sur Oscura con sede en Quito, que invitó a los adeptos de Barcelona a ir a recibir a sus jugadores al arribo al Aeropuerto Mariscal Sucre, así como los de la Muerte Blanca hacen el llamado para que los aficionados hagan caravana desde el complejo de Pomasqui, hasta el estadio Rodrigo Paz Delgado.