(Quito, febrero 14).- Cuando se jugaban los 67 minutos del partido entre Sociedad Deportiva Aucas y Delfín, en el estadio Gonzalo Pozo Ripalda, se apagaron las torres de luz y dicho encuentro quedó suspendido por la mencionada falta de fluído eléctrico.

Al momento de la paralización del encuentro, el marcador estaba a favor del cuadro visitante 2-0, gracias a las anotaciones de Carlos Garcés y John Jairo Cifuente.

La principal autoridad de este partido es el árbitro central Mario Romero, quien se encuentra asistido por David Vacacela y Luis García, quienes están a la espera del tiempo reglamentario (45 minutos) para que vuelva la energía eléctrica y se pueda reanudar el compromiso. En caso contrario quedará suspendido hasta este sábado.

La cuenta de twitter del Delfín hizo una interesante publicación sobre este tema: