(Quito, julio 12).- Ante el anuncio por parte de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) del reinicio de la Copa Libertadores para el  15 de septiembre, existe preocupación a nivel local por el aumento de casos de Covid-19 en la capital, lo que sería una complicación a la hora de programar los juegos.

María Sol Muñoz, Representante de la Conmebol ante la FIFA, se refirió a dicho tema en entrevista con radio I99 y expresó: “Si hay un partido de Libertadores en el Atahualpa y resulta que Quito está en una situación complicada donde la pandemia no se ha controlado, hay que buscar otra sede en Ecuador, en este caso sería Guayaquil; lo mismo si es al revés”.

“La idea es que tanto el local como el visitante puedan ir a una sede más segura. En caso que un país esté muy afectado, incluso se puede pensar en una sede alternativa, pero nosotros nos encargaremos de dar recursos a los clubes para que viajen con la mayor seguridad posible”, señaló.

Por ahora, no se analiza sede única: “No, es que eso hay que analizar. Hay que ver cómo se va desarrollando el tema. Hay mucha incertidumbre todavía, hay ciudades que han vuelto a cuarentena. Tenemos una idea inicial, pero sobre la marcha habrá que ver qué sucede”.

Al finalizar, enfatizó que se darán todas las facilidades a los equipos en sus traslados: “Hay todo un presupuesto para dar la seguridad necesaria a los equipos. Si es de ponerle un vuelo privado a un equipo, para que pueda viajar con más tranquilidad, se hará”.