(Berlín, abril 19).- Tras algo más de un mes de confinamiento y con el fútbol paralizado a nivel mundial, ya hay quien estudia cómo se podría regresar de una manera segura a la competición. El director del Instituto de Virología de la Universidad de Leizpig de Alemania, Uwe Liebert, asegura que es posible garantizar el aislamiento de los futbolistas para que el balón pueda volver a rodar.

“Sería ideal si todos (los jugadores) se sentaran en una especie de caja de cristal y estuvieran separados los unos de los otros”, dijo el experto en declaraciones publicadas el pasado viernes por el periódico Mitteldeutsche Zeitung.

Liebert añadió que, además, los futbolistas deberían pasar test para certificar su salud, conocer si habrían pasado el virus y determinar si son inmunes al mismo. Según el experto, una prueba así costaría unos 130 euros, lo que supondría poco menos de 4.000 euros por partido y club si tan solo se realizan antes del mismo.

Aun así, Liebert también indicó que existen varios riesgos, por lo que recomienda alargar el parón unas semanas más. “Por el momento le aconsejaría al fútbol: Piénsalo bien. ¿No podéis esperar unas semanas más? Y con suerte habremos pasado el pico de la infección”.

Desde los laboratorios Amedes, su jefe Kai Gutensohn, también se mostró convencido de poder retornar de una manera segura a la acción. “En Alemania se realizan actualmente unas 110.000 pruebas al día. Diría que, en base a la situación actual, sí, podemos hacerlo. Especialmente los fines de semana, porque entonces la carga procedente de los centros de salud es menor”, comentó.